martes, 3 de noviembre de 2009

Alpiste


No me culpes
afuera amanece sin capricho
te he llevado el desayuno
y prefieres soñar.

Podría tomarme dos cafés
usar la taza grande
pero un viento aislado
derrama el líquido en la mesa.

Observo.

Acabo de fundar una laguna
voy a ponerle costas de azúcar.

Aquí,
las galletas-puente
caramelos de mínimas embarcaciones
un pan que dividí
formará el acantilado
usted puede acceder por la ruta de hogaza
¡Es fácil!
mire a la cucharas
al margen, se asolean
en la tierra cristalina
el agua conserva su tibieza.

No me culpes
oigo tu voz
desde el cuarto vecino
me pides
que te acerque el desayuno.

Yanina Escalante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario