martes, 3 de noviembre de 2009

Cables pendientes


En la vida urbana
hasta las derrotas se modernizan.
La gente se pone en marcha
sus letras invaden
los primeros monitores.

Corre un hilo de tiempo
según las mareas
los frutos redondos
se acomodan solos.

No te gusta esta vida;
de tu techo al mío
hay un cable
bien lo han usado los pájaros
de asilo.

¡permiso aves!
-de mi techo al tuyo-
¡vuelvan camaradas!
-de tu techo al mío-
miles de pájaros de ciudad
nos separan
en este manso amanecer
de todos los días.

Yanina Escalante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario